Sobre parir

Quizá ya lo sabías. O puede que te lo imaginaras. Quizá te lo contaron. Puede que lo hayas ecuchado. O incluso que te hayas informado.

Pero en mi caso no fue así hace 8 años.

Ahora me recuerdo con cierta ternura. ¿Que es lo que me imaginaba que iba a pasar? ¿Cómo me imaginaba que iba a ser? ¿Como creia que iba a estar después ? ¿En serio creía que iba a salir tan airosa poniéndome mis vaqueros ¨de antes» y lléndome de pinchos? ¿Como si nada?

El parto, entre otras cosas, está lleno de fluidos: Orina. Vómito. Sangre. Heces. Líquido amniótico.

También hay ruido: Gritos. Gruñidos. Gemidos. Risas.

Y emociones: Miedo. Alegría. Incertidumbre. Placer. Sorpresa. Éxtasis. Dolor.

Si leer estas palabras te ofende, tenemos un problema como sociedad. Porque silenciando y negando lo que de verdad es un parto, continuaremos con el tabú de la realidad de este, perpetuando el miedo, la inseguridad en nuestros cuerpos y promoviendo la mentira.