¿Sin teta no hay vínculo?

¨La lactancia materna es la herramienta fisiológica del vínculo (Olza, Ibone)¨.

En el post del martes os contaba esto:

«…Desde esta base segura, los niños se despliegan en el mundo y vuelven a su figura de apego (MAMÁ generalmente) cuando necesitan recuperar la calma frente a una situación, o experiencia estresante.»

Y, ¿qué herramienta nos dota la naturaleza a las madres para ayudar a los peques a recuperar esa calma? LA TETA.

Pero que no haya teta no significa que no haya vínculo. Porque el vínculo no está en la teta. La teta es una herramienta que lo facilita ya que tiene todos los ingredientes para favorecerlo ¨sin querer¨: es abrazo, calor, alimento. Son miradas, es piel con piel. Son hormonas que segrega la madre y digiere el bebé y que generan en ambos un profundo bienestar.

Es lo que mamá y bebé esperan. Es lo que la naturaleza tiene previsto.

Pero si no hay teta la naturaleza tiene previsto plan B.

El problema suele estar en que ese bebé pierda muchas cosas a la vez. Esto es, que este bebé no solo no sea amamantado, sino que también haya separación de la madre, nadie regule su estrés con contención corporal (abrazos, mimos…)..

Si se dieran muchas pérdidas a la vez (un ejemplo muy claro es un bebé dado en adopción ) sería más complejo pero, también habría lugar a la reparación (incluso en edad adulta) ayudados si se necesita a través de la psicoterapia y otras herramientas.

Con todo esto quiero decirte que puedes leer un libro, ver tu serie favorita, hablar con otras madres… mientras das la teta o el biberón.

También puedes dar el biberón quitándote la camiseta, daros un baño juntos… Besar a tu bebé, acariciarle, cantarle, mecerle, portearle, hacerle cosquillas, bailar…Podéis perfectamente sentir un vínculo maravilloso entre tu bebé y tú independientemente del tipo de lactancia.

Digamos que la lactancia materna nos lo pone mas fácil en principio.

Y también puedes sentir pena, tristeza, desazón, perdida profunda por no haber podido amamantar o por estar viviendo una lactancia materna que no es como esperabas.