Regazo materno

¨Refugio ante el dolor, el miedo y el desconsuelo. El lugar ideal o idealizado al que todos soñamos con volver ante ciertos momentos vitales, sea cual sea nuestra edad.

Hablar con nuestras madres acerca de si fuimos amamantadas o no, puede dar lugar a una conversacion maravillosa.

A muchas de nosotras realizar esta pregunta dependiendo de la relacion con ella, nos puede generar emociones como vergüenza o incomodidad. Pero es probable que a tu madre le guste mucho que saques este tema.

A las mujeres no encanta relatar nuestros partos y lactancias. Piensa que ademas así no solo tienes la llave para descubrir algo tan esencial sobre tu vida , sino que también sobre la de tu madre.

El inicio de tu vida. El inicio de una mujer-madre

Puede que descubras tristeza , dolor, pena. Pero tambien puede que encuentres alegría y disfrute. Puede que esta conversación lleve a otra y abra una puerta que antes quizá parecia cerrada.

No todas las experiencias y recuerdos infantiles son amorosos y alegres. No todas las infancias lo son. Todos sabemos que existen otras realidades difíciles y dolorosas. Y esto hace mas presente aun la responsabilidad que tenemos, a la vez que hemos de aceptar que cada una lo hacemos lo mejor que podemos y sabemos.