¡Ese bebé se pasa el día en la teta!

La mayoría de las madres primerizas solemos sorprendernos por la demanda de nuestros bebés:

¨ ¡Todo el rato pide brazos!
¨ ¡Solo se duerme en la teta!”
¨ ¡Se pasa el día comiendo!

En el imaginario popular(madres, amigas, vecinas, abuelas, fruteras, pescaderas,…)existe la creencia de que los bebés comen y duermen ¨cómo bebés¨. Es decir, se cree y se dice que ¨comer y dormir como un bebé¨ sucede en un ciclo de tres horas.
La sorpresa llega al descubrir que pueden pedir el pecho muchas veces a lo largo del día y que incluso pueden pasar mucho rato mamando en el mismo pecho.

¿Y por qué seguiiiimos teniendo esta creencia de ¨CADA TRES HORAS¨ después de tanta investigación, tanta evidencia, ¿…?

Porque aún existen profesionales de todo tipo, desactualizados (y/o atrevidos) que así lo continúan indicando.

Porque a nuestras madres se lo metieron a fuego en el coco a través del acoso científico que ha sufrido la lactancia. Con un discurso creado por hombres, a través de la ciencia y la medicina, que socavó nuestra autoconfianza despojándonos a las mujeres de autoridad en un terreno que nos era propio.

Por la obsesión que existe aún hoy en regular horarios y cantidades, instaurar normas y rutinas, restringir el número de tomas diarias, la duración por toma y el tiempo total de la lactancia. ¡No sabemos vivir sin controlarlo todo!

Porque socialmente es una información que aún hoy por estos motivos, está muy instaurada, existiendo una gran resistencia a cambiar y a aprender. Y la mala información, como los malos hábitos, cuesta quitarlos.

¿Y por qué ¨no aguantan¨ más rato sin pecho?
Porque la leche materna tarda entre una hora y 90 minutos en digerirse (cosa que no sucede con la leche de fórmula que pertenece a otro mamífero- la vaca, generalmente- y necesita más tiempo para que el estómago la digiera)
Porque les encanta mamá, estar sobre ella, olerla, sentirla, escucharla. Así se sienten seguros y protegidos y no están haciendo más que lo que la naturaleza tiene previsto para su desarrollo óptimo a diferentes niveles.

Además, en ciertos momentos de la lactancia se producen los baches/ brotes/ crisis de crecimiento de los que ya te hablé en un post anterior, y que hacen que el bebé junto con su comportamiento nos pueda ayudar a entender si se trata de esta situación.


Se suelen producir aproximadamente:
– Entre los 15 y 17 días de vida
– A las 6-7 semanas de vida
– Sobre los 3 meses de vida (en las niñas suele adelantarse y en los niños atrasarse)
– A los 4, 6, 8 meses, al año y a los dos años. Estos no son propiamente baches de lactancia sino crisis madurativas que suceden por otros motivos: modificaciones en sus patrones del sueño, angustia por separación, autoafirmación del ¨yo¨…y toooodo ello repercute en que va a pedir más txta.

Como ves, las crisis son continuas (y olé). Así que ármate de humor, paciencia, amor y buena compañía.

CREETELO

Los bebés ni nos toman el pelo, ni nos usan de chupete, ni nos tienen cogida la sobaquera.

PORQUE NO PUEDEN HACERLO

(En otro post te cuento por qué no pueden hacerlo)

Loss bebés son seres humanos pequeñitos que tienen unas necesidades concretas (son pocas, en serio) para garantizar su supervivencia. Y estas básicamente son:

AMOR

CALOR

LECHE

*Si el bebé gana peso, le sientes tranquilo, saciado, y tu no tienes dolor, ¡todo va de maravilla! Si, por el contrario, no está siendo así, algo pasa y hay que revisarlo