Categoría: Duelo gestacional y perinatal

Querido bebé que estás en mi vientre…

¨Querido bebé, que estás en mi vientre… Tengo mucho miedo. He esperado hasta la semana 22 para contar al mundo que venías. Has sido mi secreto. Y a pesar de haberme sentido sola durante estas primeras semanas, creo que ha sido muy bonito guardarte solo para nosotros. Vivirte estos 5 primeros meses en intimidad. Hablándote. Pidiéndote que te quedaras. Que no te fueras. Que me dieras más. Más de ti, más tiempo. Más vida. Me da miedo alegrarme por tu llegada. A veces pienso que si me alegro entonces algo malo pasará. Te irás y entonces yo me iré nuevamente.

Leer más »

Maternando la muerte

Que tu bebé haya fallecido en cualquier momento del embarazo, del parto o del posparto, no hace desaparecer lo que si existe. No desintegra las sensaciones vividas, ni invisibiliza las experiencias, ni silencia los recuerdos o las certezas. No te vacía de emociones. La muerte de tu bebé te sitúa en una maternidad real, que no tiene un ser físico al que tocar, escuchar, oler o besar. Se trata de una maternidad dolorosa y difícil de entender por los demás porque como tu hijo no está físicamente, no es visible por quienes te rodean, parece no existir. Y tu maternidad

Leer más »

La ideación suicida en el duelo gestacional, perinatal y neonatal.

El suicidio es la principal causa de muerte externa no natural en España. 2020 se convirtió en el año con más suicidios en la historia de España desde que se comenzaron a registrar en 1906. El suicidio es un problema de salud pública que se puede prevenir y una de las principales causas de muerte materna en el mundo. Las muertes por suicidio materno son más comunes que las muertes maternas causadas por hemorragia posparto o trastornos de hipertensión. Algunas madres en duelo gestacional, perinatal y neonatal pueden tener ideación suicida. Esta puede darse de forma intensa y el entorno,

Leer más »

Te siento…

Te siento en el desayuno de la mañana.En el olor a café recién hecho y en la primera sonrisa de tu hermana. Te veo en la luz del atardecer que me ciega mientras vuelvo a casa.En el aire que respiro, en la brisa que me acaricia la cara. Te recuerdo en este septiembre en el que los días comienzan a oler a frio otoñal y a madera quemada.En las horas en las que estoy despierta  y cuando el sueño me invade invitándome a volver a la cama. A soñar contigo… Acariciándome la tripa llena de vida hace nada. Vacía de

Leer más »

No te olvides de ti

El día a día me atrapa muchas veces. Los quehaceres, las prisas… Al final cuando noto que se está torciendo, (por falta de tiempo, por falta de sueño), que me estoy «desconectado de mi» y llendo en modo automático, acabo dándole la vuelta y «lo salvo» … Pero aún así día tras día, me voy poco a poco y sin quererlo, olvidando de mi. No me gustan los «cuídate» (aunque los digo mucho), porque solo falta que el placer se convierta en una obligación. Ojalá siempre tuviéra el tiempo para hacerlo… Ojalá pudiera tener quien hiciera lo que no se

Leer más »

Microquimerismo materno-fetal

“Durante el embarazo, algunas de las células del bebé migran al torrente sanguíneo de la madre y luego regresan al bebé. Se llama ‘microquimerismo materno-fetal’. Durante 41 semanas, las células se mezclan y circulan de un lado a otro y, tras el nacimiento del bebé, muchas de estas células permanecen en el cuerpo de la madre, dejando una huella permanente en los tejidos, los huesos, el cerebro y la piel de la madre y, a menudo, permanecen allí durante décadas. Cualquier criatura que tenga una madre dejará una huella similar en su cuerpo. Incluso si un embarazo no llega a

Leer más »

El duelo como espiral

Tras la muerte de tu hijo, es probable que vivas una serie de experiencias durante el primer año hasta volver al mes y día donde comenzó todo. Sentirás que es un duelo que crece en el tiempo hacia arriba, como un camino que recorrerás a través del cual volverás por encima de la casilla de salida, de los diferentes momentos que fueron importantes hace un año, pero que se viven desde la distancia que marca el tiempo y el ser ya otra persona distinta. Las primeras semanas vivirás días repletos de aniversarios: la primera semana tras su perdida, (teniendo en

Leer más »

Me gusta imaginarte…

Me gusta imaginar la fecha en la que hubieses nacido.Una noche lluviosa de una primavera, llena de amor y vida, de hace ya un tiempo. Me imagino observándote en la oscuridad. Chiquita, húmeda y cálida sobre mi pecho.Sostenida entre mis brazos.Viva. Imagino como hubiese sido ser tu mamá.Imagino una vida contigo. Una vida en donde tus hermanos te estirarían de tu precioso pelo dorado lleno de bucles. Y ya puestos a imaginar, os imagino corriendo, jugando y riendo juntos en un campo, en un atardecer soleado mientras las libélulas bailan sobre un río cercano haciéndome un guiño. Y yo os

Leer más »

Sobre el deseo materno

…A pesar de cambiar de acera, de evitar ciertos caminos, de estar con ciertas personas o acudir a determinados lugares a unas horas en concreto. Aunque sea por el rabillo del ojo, solo ves mujeres embarazadas, bebes, familias numerosas… Y eso duele. Y te sientes culpable y mala persona. Por odiar, por envidiar, por el ¨¿ella si y yo no?¨, por no pder estar estar con esa amiga que  está embarazada, por ver a ese bebe y pensar que el tuyo tendría ahora esa edad tambien, por el ¨ella se queda a la primera y yo llevo 7 años¨… Por

Leer más »

¨Todos los bebés nacen. Todos los partos suceden¨

Esto va llegando al final. Cierro un ciclo. Que poco valoramos este  maravilloso don que nos ha dado la naturaleza a las mujeres de crear, gestar y albergar vida… Este embarazo está lleno de miedos e incertidumbre. Ser consciente de la fragilidad de la vida. Saber que todo se puede esfumar en un segundo te da una perspectiva distinta a la que tenías antes de la pérdida de la inocencia, sobre la seguridad del futuro, la vida, la enfermedad, la muerte. Aprender a convivir con el miedo, reconocerlo a cada señal de temor y superstición, hacerlo tu compañero constante, no

Leer más »